viñeta

Cómic, tebeo, para jóvenes y adultos: las historietas de siempre

Ayer acabé de leer el cómic del valenciano Paco Roca, El Invierno del dibujante (por cierto, muy recomendable para interesados en historia española, literatura, historia del tebeo nacional, ilustración y amantes de la calidad narrativa en imágenes). Y justo hoy, El País (sí, es mi periódico de cabecera. Ese por el que incluso me gasto los euros para tenerlo en papel. Todos tenemos nuestros defectos) ha publicado un reportaje en sus sección ‘vida&artes’ sobre la industria nacional del cómic. Una casualidad que me ha hecho sonreír y ponerme a pensar más en profundidad sobre el tema de la creatividad española.  Así, he llegado al blog del editor Álvaro Pons dedicado al  mundo del tebeo, La cárcel de papel. En él, hoy publica los datos sobre el informe anual de hábitos lectores de los españoles.

“Resumiendo: el 13.7% de los españoles leen tebeos (un 24.4% en la franja de 14-24 años). Lo curioso es que en los porcentajes son siempre descendientes con la edad, ya sea en periódicos, libros o revistas, sin embargo, en la banda de edad de 35 a 44 años, los cómics repuntan espectacularmente, subiendo al 18.1%. ¿Están los españoles ya talluditos redescubriendo los tebeos? ¡Ojalá!”

Y además, de esos datos se extrae que el 57,0% de los encuestados lee libros en su tiempo libre, un porcentaje por el que habría que mostrarse algo incrédulo o simplemente respirar tranquilo. Depende de que perspectivas sobre la lectura tuviéramos en un inicio.  A mí, personalmente, me parece una cifra algo inflada, a no ser que yo tenga a la sociedad algo menospreciada. Que podría darse el caso.

Pero, volviendo al tema inicial, el asunto que me trae a escribir este post es el reportaje del periódico. Refleja de manera trabajada y detallada el mundo del autor de cómics. Sobre todo, de la necesidad de éstos de irse de España, la mayoría al país francófono vecino, para poder triunfar en lo suyo. Ya no triunfar, sino sobrevivir. Es decir, otro sector que sufre fuga de cerebros. Y, claro, así va el país.

“El cómic se extinguirá o se convertirá en algo minoritario, como la poesía. Y tampoco será una catástrofe, pero ¿qué sentido tendrá cuando puedas tener sensaciones virtuales?”

La modernidad y las nuevas opciones de ocio dejan de lado un mundo que en su mejor época en España dejó datos de OJD sobre las ventas semanales tan escalofriantes como Zipi y Zape: 111.117, Pulgarcito: 164.154, o tiradas mensuales en 1972 de las revistas de humor de la editorial Bruguera: 3.528.508. Ahora, es difícil que un tebeo supere los 30.000 ejemplares. Algo conseguido por el primer cómic de Paco Roca en España: Arrugas, del que está prevista una película para finales de este año.

Sin embargo, tal como apuntaba Álvaro Pons, parece que el interés por la narración en imágenes está creciendo, aunque en un momento no muy halagüeño para registrar cifras astronómicas. Lo peor, que suelen leerse muchas historietas extranjeras, pero se olvida que aquí también tenemos una gran cantera.

A todo esto, recomiendo a un ilustrador amigo mío y muy bueno en lo suyo. No os perdáis sus creaciones ni su blog.

About these ads

2 pensamientos en “Cómic, tebeo, para jóvenes y adultos: las historietas de siempre

  1. Ojalá que los buenos artistas (escritores, dibujantes, guionistas…) puedan superar los malos tiempos que corren en sus respectivos campos, y que la sociedad de “todo es gratis” no mate de hambre a sus obras.
    Un besazo Thais

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s