La televisión es culpa nuestra

No sé si Mercedes Milá estará contenta o si los magnates de Telecinco se frotarán las manos. Lo único que sé es que estudiantes y profesionales del periodismo lamentan que la televisión haya llegado a los límites actuales. La gota que colmó el vaso de esta desesperación la marcó CNN+, que  terminó sus emisiones a las 12 de la noche del pasado martes 28 de diciembre. La cadena llevaba once años de déficit por la baja audiencia. Ahora que se cierra, y se cambia por un veinticuatro horas del ya deleznable programa de reality Gran Hermano, resulta que hasta el presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, disfrutaba con los programas de la ya extinta CNN+.

No debemos engañarnos. Si Telecinco apuesta por “cargarse” a CNN+, a Iñaki Gabilondo y a Javier Ruiz, entre otros muchos profesionales que trabajaban por ofrecer a los telespectadores una información lo más cercana al periodismo de calidad, no es porque les apetezca, sino porque el público así lo quiere. Ahora, lo que nos espera es una Nochevieja en la que observemos como los protagonistas de ese “Sálvame” cenan en una mesa repleta de personajes variopintos que se han ganado la bendición de una audiencia, que somos todos nosotros, que busca un entretenimiento estéril y sin sentido.

No sé cuál es la razón de esta decadencia televisiva y de este gusto tan extremo de los televidentes. Y es que si dar información deportiva es hacer lo que hacen los llamados Manolos, Manu Carreño y Manolo Lama (que se van a ver potenciados en esta nueva fusión empresarial de Cuatro con Telecinco), yo reniego de la televisión y me lanzó a apostar por un Internet libre en el que tanto cineastas, periodistas e internautas colaboren por hacer un espacio único y libre de la televisión basura.

Por el momento,  el presidente de la Academia de Cine, Álex de la Iglesia, ha dado el primer paso reuniéndose hoy en Madrid con bloggeros y expertos de la Red para intercambiar visiones y  opciones viables para este nuevo medio.

Mi indignación puede ser incomprensible para muchos, pero me quedo con una cita de las palabras de Javier Ruiz que tal vez expliquen mejor mi sentir:

“Profesionalmente a los periodistas nos afecta y nos duele, pero es un problema para la sociedad en general. Yo creo que ahora mismo hay muchos medios que están optando más por el espectáculo que por la información y que están apostando más por el ruido que por el fondo”

y con el mensaje en forma de video que el gran Gabilondo dejó a todos los que sentimos algo por el periodismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s