Clamor y musica de una población cansada

Históricamente Valencia ha sido una ciudad convulsa y reivindicativa. Durante la Guerra Civil española fue el bastión de los republicanos, que resistían con más pena que gloria los ataques bien armados del bando sublevado. Fieles a la II República, siendo capital de la misma, y a la democracia se ganaron la fama de revolucionarios, junto a sus vecinos los catalanes. Pero, eso parecía agua pasada y olvidada.

Actualmente, Valencia parece ahogada bajo un yugo de ignorancia e indiferencia que le han valido un gobierno que “ha dejado Valencia muy bonita”, pero que en el fondo no ha ayudado a un desarrollo equitativo de la sociedad. Sin embargo,  la manipulación, las mentiras y la  corrupción parecen un cáncer sin control que debería destronar al partido que mantiene el poder desde  1995 en la Comunitat.

Y es que, la población, ya cansada, demostró su hartazgo ayer en una manifestación realmente multitudinaria (60.000 personas según los organizadores, 3.500 según la Policía Local y 15.000, según algunos medios de comunicación, -la cifra que más se ajusta a lo que yo vi-).

La música de las xarangas, como la Xaranga Mecánica, típicas en toda la Comunidad Valenciana, hizo de la manifestación toda una fiesta en la que las letras de las canciones reivindicaban el derecho a un gobierno digno: “No volem un president delinqüent” o “Francisquito, Francisquito…,” “…por unos trajes te han pillao’…” o “te quiero un huevo, quiero un traje nuevo”, pero tampoco faltaron las menciones al presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra y  a su homólogo en Alicante, José Joaquín Ripoll.

Niños, mayores, jóvenes e ideologías diversas se mezclaron tras pancartas, no muy numerosas, que rezaban lemas como “Crema President, fácil de untar” o “Un pueblo inteligente y educado no permite corruptos que les empobrecen”. La vestimenta también fue clave ya que se vieron muchas camisetas con el lema “Barbaritat Valenciana” o la archiconocidas “Se busca”, que puso de moda el año pasado la diputada Mónica Oltra.

Lo importante fueron las voces de los ciudadanos que se mezclaban con los pasos firmes de un pueblo ya muy saturado. Los gritos contra la televisión pública (“On està Canal 9?”) no se hicieron esperar cuando se corroboró la evidencia: Canal 9 no parecía estar presente para cubrir una de las noticias importantes del fin de semana.

Pese a que el Partido Popular trató de prohibir la manifestación, ésta transcurrió sin incidentes, solo un rifirrafe al inicio contra unos pocos manifestantes que portaban pancartas sobre Zapatero y su política exterior, y fue secundada por todos los representantes de la oposición. Con todo, el Consell ya se ha esforzado por criticar de “catalanista” e “independentista” esta acción de protesta; cuando el color ideológico de los allí presentes era una gran mezcolanza y las banderas típicas del nacionalismo catalán, la ‘estelada’ no fueron mayoría.

La marcha se realizó desde la Plaza de San Agustín, hasta la puerta del Tribunal de Justicia de la Comunidad  Valenciana. Esperemos que todos los asistentes tengan también la fuerza de salir el próximo 22 de mayo a ejercer su derecho a votar. Y así, reflejar su sentimiento en las urnas.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s