Cuando la cooperación es negocio

El pasado jueves 25 de febrero, Josep Maria Felip, director general de Cooperación de la Comunitat Valenciana, fue detenido junto a 14 personas más por un presunto fraude de malversación de fondos públicos, fraude de subvenciones y falsedad documental. Los hechos se remontan a  cuando el actual portavoz del PPCV en las Corts, Rafael Blasco, era Conseller de Solidaritat i Ciutadania, una consellería que fomentaba el bienestar social i gestionaba la cooperación al desarrollo valenciana.

El dinero de ayuda a los países en vías de desarrollo se destinó a la compra de pisos y garajes en el centro de Valencia, entre otras actividades muy alejadas de la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD).

Este hecho deja patente un problema invisible, pero transversal a todas las actuaciones de ayuda social internacional. El dinero destinado a la cooperación es un terreno resbaladizo. La AOD suele estar poco controlada oficialmente y se pierde entre diversos organismos que la gestionan. Así lo apunta Gustau Nerín en su libro Blanco bueno, busca negro pobre. Una crítica a los organismos de cooperación y las ONGs:

“Buena parte de a AOD es muy poco transparente, ya que circula a través de organismos multilaterales que actúan de forma muy opaca y que son escasísimamente conocidos entre los ciudadanos […]. Los ciudadanos tienen muy pocas posibilidades de hacer un seguimiento de estas ayudas, y ni siquiera han un Parlamento que pueda fiscalizar estos gastos adecuadamente”.

Así, la cooperación valenciana no ha sido la única. La Síndicatura de Comptes de la Generalitat de Cataluña denunció supuestamente en 2009 numerosas irregularidades en la  Agencia Catalana de Cooperació al Desenvolupament (ACCD). Esto reflejaban los medios de comunicación: funcionarios que cargaban sus gastos a las cuentas de la Agencia y  concesiones de subvenciones a ONGs que se saltaba las valoraciones de los técnicos de cooperación, premiando las bajas puntuaciones. Es decir, que no importaba si el proyecto era viable, sostenible, adecuado, coherente, innovador y con futuro de apropiación (características básicas para el éxito de un proyecto o pan de cooperación). LA ACCD, mediante un comunicado explicó todo esto y lavó su imagen, terriblemente trastocada.

Las ONGs, sea verdad o mentira, en estos casos callan.¿El problema? Las ONGs reciben la mayoría de su presupuesto a través de los organismos públicos y hablar les puede hacer no recibir subvenciones en un futuro. Sí, pasar a una lista negra, que las hay. Además, actualmente cabe añadir a esta situación al crisis económica. Las aportaciones privadas disminuyen paulatinamente y las públicas quedan reducidas a casi nada. De hecho, la misma ACCD este año ha sufrido una mengua en su presupuesto del 70%, pasando de 49 millones de euros en el 2010 a 22 millones en el 2011 y, finalmente,  a 15 millones el 2012. Forzando así a la Agencia ha presentar un ERE que ha afectado a 42 de sus 94 trabajadores.

De este modo las ONGs se ven obligadas a innovar y cambiar la forma en que se relacionan con la sociedad. Algo que quizás no les vaya nada mal. Por ejemplo, Setem está llevando a cabo nuevas propuestas para incrementar las aportaciones privadas como la venta de cajas regalo con información o actividades relacionadas con el activismo o la apertura de un proyecto en Verkami para hacer crowdfunding (microdonaciones colectivas).

Hay que reinventarse y sobre todo acercarse al ciudadano que suele tener una idea errónea de la ayuda a la cooperación.

Sobre el control de la AOD, ya hay muchos pensando en una solución que pasa por favorecer la Cooperación Sur-Sur, actuando los demás países como facilitadores de dichas relaciones. Una tarea complicada. Sobre todo, por el control que ejercen el Fondo Monetario Internacional (FMI)  y el Banco Mundial (BM), que diseñan las líneas de desarrollo del Sur.  Pero, una tarea no imposible si todos nos implicamos de verdad en el desarrollo. Trabajamos para que sea una profesión especializada, controlada y transparente  y, aún más importante, eliminamos la falsa concepción de que el dinero de cooperación es caridad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s