“Un desalojo no debería empeorar la situación de las personas”

“Hemos vivido una ascensión de los procesos de desalojo masivos en el mundo, pero éstos nunca deberían empeorar la situación de las personas que movilizan”, así expresaba su indignación la relatora especial de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para el derecho a la vivienda, Raquel Rolnik. Tras sus numerosos viajes siempre descubre lo mismo: “la financialización de las ciudades”, es decir, una ciudad se transforma en mercado y la vivienda en mercadería siendo la localización en la ciudad “una lucha económica constante”. Así, muchas personas son desalojadas de sus casas por sus recursos económicos, por ocupar zonas que ahora tienen un mayor valor en el mercado. Algo que también es conocido como exclusión territorial.

La relatora ha estado en Barcelona con motivo de un curso realizado por el Observatorio DESC y el Colegio de Abogados de Barcelona. Aprovechando su visita a la capita catalana, ha actualizado datos y recogido historias para el informe internacional que entregará el próximo junio y que presentará ante la asamblea general de Naciones Unidas en octubre. Para ello se ha reunido con los miembros del colectivo PAH (Plataforma de Afectados por la Hipoteca), con el secretario de Vivienda de la Generalitat de Cataluña, Carles Sala, y con los estudiantes del curso Derecho a una vivienda digna: repensar las políticas públicas con una mirada a Europa.

 “Hemos pasado por un lavado cerebral generalizado en nombre de la propiedad individual del mercado”

“Alquilar no es la peor tragedia”

Rolnik es brasileña, enérgica y reivindicativa, por ello no evita alterarse cuando critica al sistema neoliberal como culpable máximo de la situación actual de la economía. “Hemos pasado por un lavado cerebral generalizado en nombre de la propiedad individual del mercado. Hay una hegemonía neoliberal que ofrece la idea de que todo se compra con dinero. La única forma de conseguir derechos es tener dinero, pero en realidad, hemos comprobado como el sector económico ha atacado radicalmente a la sociedad civil”.  Además, señala la necesidad de cambiar las conciencias con respecto al alquiler. “Alquilar no es la peor tragedia”, apunta; y saca a colación a las comunidades nómadas y a los indígenas como ejemplo de que no es necesario ser propietario, “la tierra no me pertenece, yo pertenezco a la tierra”, sentencia la relatora, recordando las palabras de un indígena sudamericano. Con ello quiere destacar que el derecho a la vivienda no tiene nada que ver con la propiedad, “con un papel en el registro civil”, sino que se trata de un elemento fundamental para una vida digna. Es la puerta de entrada a los demás derechos humanos, “una ubicación en el territorio por la que es posible usufructuar los demás derechos. Ser parte de la ciudadanía. La vivienda nos permite no estar excluidos”.

“La tierra no me pertenece, yo pertenezco a la tierra”

Sin embargo, en España la vivienda se esta convirtiendo en una pugna entre sociedad y bancos. Tanto es así, que solo durante el 2011 casi 40.000 españoles fueron desahuciados. Desalojos que no suelen mejorar la situación de las personas, sino más bien todo lo contrario. Sobre ello, Rolnik señala la difícil situación del país al enfrentarse no sólo a la crisis económica, sino también al desinfle de la burbuja inmobiliaria que se empezó a gestar en 2007. En aquel año el anterior Relator de la ONU, Miloon Kothari, ya alertó sobre las posibles consecuencias del desarrollo español. La actual relatora asegura que no es un caso único y que solo se solucionará con presión social. “Hay recursos, el problema es en qué bolsillos están. Es una cuestión de políticas y coalición de intereses”.

“Hay recursos, el problema es en qué bolsillos están. Es una cuestión de políticas y coalición de intereses”

Lo que más ha sorprendido a Rolnik durante su visita a Cataluña ha sido la sensación de fracaso que vive la gente. “Ellos creen que es culpa suya. Lo toman como un fracaso personal y familiar. Y, por supuesto que no es así”.

¿Su mensaje final? Que es necesario un cambio total del sistema y ello debe nacer de la sociedad. Se deben crear “posibilidades múltiples para necesidades múltiples. Porque todos somos diferentes y con necesidades diferentes, así que

¿Por qué tenemos que vivir en un modelo único?” Y propone que “cuando la legalidad no es legítima la tenemos que cuestionar”

Y es que, como Rolnik repite una y otra vez, la vivienda no es un producto ni una mercancía es un derecho humano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s