La que se nos viene

Llevo un tiempo desconectada y de verdad que lo lamento. Sin embargo, todo ha sido por una buena causa. He empezado una colaboración con el Fòrum Social Català (FSCat). Les estoy haciendo vídeos de las sesiones que están realizando los sábados en Barcelona. Los podéis ver aquí. Es muy interesante, puesto que se plantean propuestas sobre cómo cambiar el mundo en el que vivimos. Hacerlo mejor, más humano. Desde grandes acciones, como una cooperativa de energía verde, a pequeñas movilizaciones de desobediencia civil, como la propuesta “Ocupa el dinero”, divertida y de la que os pongo el vídeo a continuación.

Sin embargo, pese a que unos cuantos estén luchando por cambiar las cosas, muchos siguen pensando que “no estamos tan mal”. Y es cierto, por el momento nos mantenemos a flote pero: ¿por cuánto tiempo?.

Aquí, en Barcelona la cosa se está poniendo complicada. Se ha comenzado una lucha entre fuerzas del orden y sociedad civil. Sí, tal y como suena. Y es que se está priorizando el uso de la violencia. Y para colmo, se crea una plataforma web de denuncia ciudadana contra la violencia urbana, vulnerando, seguramente, muchas leyes de protección de datos y de derecho a la libertad de expresión. No estamos tan mal, pero algo va realmente mal.

El próximo 3 de mayo es el día de mundial de la libertad de prensa y en la capital catalana, los periodistas saldrán a la calle. No solo a manifestarse por su grave y precario estado laboral, sino también a cubrir la visita del Banco Central Europeo (BCE). Una vez más, recibirán palos por parte de los Mossos d’Esquadra y abucheos por parte de la sociedad. Todo ello pese a llevar un brazalete de prensa y estar en pro de los derechos civiles. Es una lástima que no se llegue a comprender la labor de un periodista. Es una lástima que todo sea economía y lógica de mercado.

Los movimientos sociales ya están preparados para el 1 de mayo, día en el que calentarán motores y ánimos para recibir al BCE como se merece. Y no importa que hagan controles fronterizos y rompan el Tratado Schengen, porque a los “antisistema” los tienen aquí. Muy cerca.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s