“Convertir la ira en optimismo”

5 Broken Cameras5 Broken Cameras  es un elogio a la resistencia. La resistencia de un pueblo que se mantiene frente a la injusticia. Las cámaras de Emad Burnat se rompen al igual que lo hacen los sueños de palestinos y palestinas que viven bajo una ocupación ilegal

La historia se desarrolla a través de imágenes extraídas de la videocámara casera de Burnat, padre de cuatro hijos y casado con una palestina nacida en Brasil. Ésta es su forma de hacer activismo. Coge la cámara y graba sin parar. Hasta el límite de que una de sus cámaras le salva la vida. De hecho, según él cuenta, estar tras la cámara le hace sentirse protegido. Le ayuda a “convertir la ira en optimismo”, característica principal de los habitantes de esta zona palestina.

Este documental, prenominado al Óscar en su categoría, es un retrato personal del movimiento de paz que desde hace años se sucede en Palestina cada viernes, después de la oración: las manifestaciones de Bi’lin.

El agricultor palestino del West Bank graba, casi sin darse cuenta, a un pueblo cerca de Ramala que vive y sobrevive de los olivos, pero que se ha convertido en un símbolo de la lucha noviolenta contra el muro y la ocupación. Justo empieza a grabar en 2005, coincidiendo con el nacimiento de su cuarto hijo y con la llegada de las excavadoras de Israel, que construirán la cerca que divide las tierras cultivables de la zona.

“Mantener los ideales de noviolència es difícil cuando estás rodeado por la muerte”, comenta Burnat durante una secuencia del documental.

Según avanza la historia, las cámaras  mejoran en calidad. El apoyo de los activistas internacionales, de los observadores y del pueblo es total. Las cámaras de Burnat son los ojos, en este instante, de todas y cada una de las personas que sufren por Palestina. Son testigo de las detenciones arbitrarias que soldados israelíes realizan durante la noche, de los ataques con munición real,…y del crecimiento, madurez prematura, de unos niños en un conflicto que parece no tener fin.

Es una producción audiovisual que muestra la realidad a las personas que no saben lo que ocurre en el desigual conflicto àrabe-israelí y que encoje el alma de aquellas que ya conocen los hechos.

“Las barreras se pueden eliminar, pero la tierra siempre llevará estas cicatrices. Que se curen las heridas es un reto. Es la única obligación de la víctima. Curando las heridas se resiste la opresión. Pero cuando me hieren una y otra vez me olvido de las heridas que rigen mi vida. Las heridas olvidadas nunca se curan. Así que filmo para curarlas “ Emad Burnat.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s