Lo que no nos enseñaron en la universidad

Mientras alumnos y alumnas de periodismo siguen aprendiendo una forma de hacer información caduca, la realidad muestra alternativas donde los profesionales tienen la palabra.

En el aula es fácil oír hablar de la importancia de los medios. Enseñan la conocida teoría de la Agenda Settting. El poder que televisión, radio y prensa tienen en marcar los temas sobre los que la opinión pública hablará. También explican la estrecha relación entre periodistas y políticos. Necesaría, dicen, para que la persona profesional de los medios controle al poder. Y, por último, acribillan al alumnado con los sagrados criterios de noticiabilidad.

Según avanza la carrera universitaria, el tema se torna agrio. Se habla de las empresas periodísticas. De la importancia de la publicidad y la influencia que tiene en los temas. Pero no solo eso, sino que se explica, sin gran preocupación, el uso de la propaganda política, la manipulación de las encuestas  y los estudios electorales. Se critica, se muestra la mala praxis periodística y se convence al alumno que no hay nada que hacer. Como mucho se explica la teoría de las grietas, esa que confía en la existencia de espacios no controlados por un editor. Es decir, un poder mínimo para que el y la periodista puedan colar temas de interés social. Y funciona. Es algo positivo, sí; pero es una alternativa muy pobre.

Sin embargo, son muy pocas las aulas en las que se escucha hablar de las alternativas para los y las futuras profesionales. Son mínimos los maestros y las maestras que forman a su alumnado como creadores de un medio. Solo se les convence de lo duro que es sacar adelante una nueva propuesta informativa y de que dedicaran su vida profesional a trabajar en una redacción, muchas horas, y bajo el mando de un editor ahogado por compromisos políticos y publicitarios. Pero, iniciativas como la de la Cooperativa Más Público deberían servir para cambiar todo el desarrollo curricular de la carrera periodística.

La Marea es un nuevo medio, mensual, surgido de las personas que trabajaban en Público y que fueron despedidas en 2011. Sus ganas de seguir haciendo periodismo les introdujo en una lucha para comprar la cabecera del periódico. No pudo ser. Pese a ello, los ánimos no decayeron y se plantearon la idea de crear su propio medio. Ahora, 8-9 periodistas elaboran un medio que ha roto los esquemas tradicionales.

  • La plantilla cobra por su trabajo. Un rara avis en las redacciones de la mayoría de los periodicos, televisiones y radios del país.
  • El medio es 100% de trabajadores y lectores. Ya no existe la gran empresa mediática tras las informaciones.
  • Los ingresos publicitarios solo cubren un  15% de las ganancias del medio. Así, se fomenta la independencia de los temas publicables. Es más, la publicidad que aparece es siempre evaluada para comprobar la idoneidad de la misma a la línea editorial del medio ( libertad, igualdad, laicidad, defensa de lo público, economía justa, memoria histórica, movimientos sociales, trabajo digno, medio ambiente, república, vivienda digna y cultura libre). Esto les permite hacer artículos como este: El Corte Inglés. La publicidad en los medios hace intocable al gigante  o mantener debates como este: El debate de la redacción
  • No tienen compromisos políticos. Son de izquierdas, sí, pero no militantes. No defenderán los intereses políticos de ningún partido. Más independencia, si cabe.

Contraportada_La_Marea_01_2013

  • El tratamiento informativo de las noticias pasa por la profundidad y el análisis. No cuentan el día a día, sino que basándose en los temas de actualidad, realizan largos reportajes de investigación. Fomentan en la selección de temas, aquellos que importan y afectan a la sociedad. Además, ofrecen alternativas a la ciudadanía. En lugar de convencer de lo mal que está todo, han creado una sección donde se informa de las posibilidades que existen para cambiar las cosas. Información positiva.
  • Por último, aquello publicado en su web, no es lo mismo que publican en papel. La web es más diaria. Evitan así el problema de los medios que vuelcan todo su contenido a lo digital (gratuito) y pierden las ventas en papel.

Estamos asistiendo a la ruptura del periodismo tal y como lo conocíamos. Tal y como nos lo enseñaron. La Marea es un medio que ha roto del todo la lógica. Sin embargo, no son el único equipo que está haciendo algo diferente:

El diario.es

Mongolia

Alternativas Económicas

tm-ex

Sesión de Control

El Diagonal

La Directa

Democracy Now! 

Periodismo Humano

La Tele

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s