La palabra es prohibición. Apuntes sobre Egipto

*Aquí unas notas sobre las informaciones que he podido ir recogiendo después de mis días en Egipto. Para nada son palabras expertas, queda dicho.
Egipto© EFE

(1) Las proclamas que se escuchaban en la Plaza Tahrir aquel 30 de junio: el Ejército y el pueblo unidos, están diluyéndose en las calles, hastiadas por un largo anhelo de democracia elegida por y para Egipto. Afligidas por prohibiciones que no dejan de aumentar el conflicto.

(2) Lo que parece, a primera vista, es que las calles están divididas entre aquellas personas que defienden el gobierno de Al Sisi, las que se enfrentan a la idea de unos Hermanos Musulmanes ‘terroristas’ y las personas que defienden la llamada Tercera Vía, todavía sin un plan político claro para el país pese a aglutinar a diferentes grupos políticos bajo una idea clara: ni régimen militar, ni Hermanos Musulmanes en el Gobierno.

(3) El gobierno, por su parte, responde a esta división a través de la represión, como ejemplo se podrían nombras las últimas prohibiciones sobre símbolos y manifestaciones de los Hermanos Musulmanes, entre otras.

(4) Activistas que apoyaron el alzamiento militar se sienten ahora muy lejos de las posturas del gobierno interino. Tanto, que ahora son perseguidos.

(5) Organizaciones de derechos humanos, como el Instituto de Derechos Humanos de El Cairo (CIHRS, por sus siglas en inglés), han advertido de la constante persecución a activistas, alegando que “los abusos del Estado están ahora peor que bajo el depuesto presidente Hosni Mubarak”. Esta advertencia llegó horas después de que la policía entrará a la fuerza en las oficinas del Centro Egipcio por los Derechos Sociales y Económicos el pasado miércoles 18 de diciembre. El Centro está dirigido por Khaled Ali.

(6) Ahora una nueva constitución se está refrendando. Una constitución que supone notables privilegios al Ejército. “Hay anuncios en la televisión que hablan de la importancia de apoyar la nueva constitución. Por su parte, los Hermanos Musulmanes ya han lanzado una campaña asegurando que boicotearan la votación. Somos muy conscientes, que pese a todas las observaciones que hemos hecho, la constitución será aceptada” explica un miembro de la ONG Egyptian Iniciative for Personal Rights. Según cuenta en Twitter la periodista especializada en mundo árabe Laura Fernández Palomo, “los egipcios que van a colegios dicen ‘Sí’. Es imposible encontrar un ‘No’ en colas, ni en cajas trasparentes de los votos”, e informa de que hay datos que afirman que solo un 5% de ciudadanos y ciudadanas se ha leído la Constitución.  También el periodista Marc Almodóvar tuiteaba asombrado que “responsable de los enviados de la Liga Árabe aseguran que la expedición no ha detectado ninguna irregularidad en las votaciones”, “pese a 11 muertes y decenas de detenidos”, añadía.

(7) El ritmo frenético cairota sigue. El tráfico y el ruido de los claxon suenan de fondo. Sin embargo, es cada vez más complicado ver turistas por las calles de la capital egipcia. Mohammed Zauaui, guía de las famosas pirámides de El Cairo, se aqueja de esta situación: “No tenemos negocios propios, el turista es nuestro negocio. La situación es insostenible”. Por ello, la economía sumergida es, más que nunca, una forma de supervivencia, según afirma la periodista Laura Fernández Palomo en su última crónica en el periódico La Voz de Galicia.

(8) Zonas de El Cairo totalmente alambradas, los tanques en las calles, los controles militares en las carreteras, las manifestaciones inesperadas que bloquean avenidas, los ataques a instituciones públicas y la brutalidad policial, entre otras.  Según la publicación Egypt Independent, esta inestabilidad hace que muchos egipcios y egipcias estén cansados de la agitación política. Así, “ven en el Jefe del Ejército Abdel Fatah al Sisi una figura decisiva que puede restablecer la estabilidad”.

(9) Salah Saleen, intérprete y uno de los impulsores del movimiento Kifaya, asevera que “lo que está pasando ahora solo puede explicarse de forma psicológica. La gente tiene miedo”. El miedo es utilizado constantemente por los poderes políticos para modificar las actitudes de la población. Ahora, más que nunca, movimientos sociales, ONGs i coaliciones políticas locales tienen un trabajo arduo que hacer. Deberán demostrar a la sociedad egipcia que una vez superado el miedo, lo que queda es la libertad.

Anuncios

3 pensamientos en “La palabra es prohibición. Apuntes sobre Egipto

  1. Pingback: El vicio de escribir | MundosInconexos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s